¿Por qué deberías llamarme? (Competitividad)

By 11 mayo, 2017Consejos

Vuelvo a reunirme con Juan, y me recibe con una idea que le ronda en la cabeza desde hace unos días: subir los precios para mejorar la rentabilidad de la empresa.

Le explico que el factor precio es determinante en la rentabilidad de cualquier negocio, pero que una subida de precios no siempre nos llevará a generar más beneficio; al contrario, en ocasiones puede ser muy contraproducente.

En efecto, hay mercados en los que una subida de precios se percibe rápidamente en la cuenta de resultados; pero en sectores donde existan bienes sustitutivos, es muy complicado que la empresa tenga la libertad de fijar los precios de sus productos o servicios, pues estos vendrán dados por el propio mercado: los competidores, los consumidores finales, el modelo de negocio, etc. Nuestra rentabilidad dependerá en gran medida de la competitividad que podamos alcanzar, que a su vez estará directamente relacionada con nuestros costes. Por ello, le explico a Juan que si quiere mejorar la rentabilidad de la empresa el camino ideal no es subir el precio, sino reducir los costes de producción. La reducción de costes de un determinado producto o servicio nos permitirá mejorar los márgenes sin tocar el precio de venta, e incluso incrementar la demanda mediante una bajada de precios finales que haga más apetecible nuestro producto para el mercado.

Seguro que a ti también, apreciado lector, te gustaría mejorar la rentabilidad de tu empresa, y yo puedo ayudarte. Sólo tienes que contactar conmigo, nos pondremos a trabajar sobre la marcha. No esperes más, llámame o envíame un WhatsApp: 639 442 873.

Compártelo

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR