¿Por qué deberías llamarme? (Liquidez)

By 31 mayo, 2017Consejos

En  mis reuniones con Juan he observado que no siempre me facilita datos fiables de las obligaciones de pago contraídas para las próximas semanas o meses. Al cuestionarle sobre ello me dice que no realizan ninguna previsión, por lo que a veces se ve obligado a actuar a toda prisa para atender cargos en las cuentas bancarias. Estas situaciones se suelen agravar cuando se producen pagos discontinuos, como los vencimientos trimestrales de obligaciones fiscales o las pagas extras de la plantilla. Para acabar con las incertidumbres nos hemos puesto a trabajar en un informe de previsión de tesorería que permita tener claras las necesidades de liquidez de la empresa con cierto tiempo para reaccionar, optimizando la gestión y evitando problemas de última hora.

En el informe hemos incluido las distintas cuentas bancarias que utiliza la empresa, mostrando el saldo en el momento inicial y los pagos previstos en cada una para los próximos días; además, incluimos una tabla con los vencimientos previstos por distintos conceptos: efectos aceptados, recibos periódicos de suministros, cargos girados por nuestros proveedores habituales de materias primas y mercaderías, etc.; incluimos también una previsión de vencimientos fiscales periódicos, tales como el IGIC o las retenciones de IRPF; incluimos, por supuesto, las ventas de contado, las previsiones de cobros a nuestros clientes, el papel comercial que podemos negociar, los depósitos temporales de liquidez y cualquier otra fuente de cobros o pagos a corto plazo.

De esta manera, con un vistazo rápido a una sola hoja podemos obtener una visión global de nuestra disponibilidad de liquidez y nuestras obligaciones, lo que nos permite actuar con tiempo suficiente para asegurarnos el puntual cumplimiento de los pagos: traspasos entre cuentas, acelerar cobros, descontar papel, negociar aplazamientos, etc. No olvidemos que, con independencia de los plazos de pago a que nos obligan las normas legales, para una empresa es importante adquirir la reputación de buen pagador, y eso sólo se consigue siendo ordenado y consecuente. Le recuerdo a Juan que nada es casual en la gestión, que las cosas que nos interesan deben planificarse adecuadamente y trabajar sobre ellas con rigor.

¿Cómo gestionas la liquidez en tu empresa? ¿Sigues con carreras de última hora para atender los pagos? Si quieres aprender a gestionar correctamente la liquidez de tu empresa, podemos trabajar juntos para implantar un modelo de gestión que te ayude a entrar en el club de los buenos pagadores, evitando sorpresas y rentabilizando tus puntas de liquidez. Llámame o envíame un WhatsApp al 639 442 873.

Compártelo

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR