¿Por qué deberías llamarme? (Liquidez)

By 2 marzo, 2017Consejos
prevención riesgos

Juan acaba de llegar a su empresa; preocupado, como siempre últimamente. por que deberías llamarmeSabe que en unos días debe transferir las nóminas a sus empleados, pero la cuenta bancaria está en mínimos… Lleva días repasando un Balance que le facilitó su contable, pero no lo acaba de entender: los resultados no son espectaculares, pero no tiene pérdidas; los clientes le deben más de lo que él debe a los proveedores, no se han repartido dividendos, las inversiones en maquinaria de los últimos años se pagaron con préstamos, las ventas se mantienen como en años anteriores… entonces, ¿por qué le cuesta tanto pagar las nóminas?  Al final tendrá que ir al banco a pedir otro préstamo, aunque aún debe parte del que utilizó para renovar la maquinaria…

Cuando hablemos le plantearé algunas cuestiones:

  • ¿Qué plazo de pago tienes pactado con tus proveedores? Seguro que pagas dentro de los 60 días legales, ¿verdad Juan? Ah, pero algunos de tus proveedores más importantes te exigen transferencia previa… ¡Tenemos que hablar de eso, Juan!
  • Por cierto, ¿cómo llevas tú lo del crédito a clientes? Si, si, ya sé que si no les das crédito, te dicen que no te compran…. Pero Juan, ¿pagarte a 150 días? ¿Y este cliente, DONPODEROSO, S.A. tan conocido y próspero, ¿paga a 180 días? ¿Y dices que ese es uno de tus mejores clientes? Ahhh, vale. (¡Suerte que no tienes otros tres o cuatro clientes “importantes” como DONPODEROSO, porque estarías listo, Juan…!)
  • ¿Cómo tienes planificada tu tesorería? ¿Programas los vencimientos? Si no te organizas vienen los líos…
  • ¿Tienes controlados tus gastos generales o hace tiempo que no revisas tus cuentas?. Quizás estas pagando por cosas innecesarias…
  • ¿Cómo afecta la temporalidad a tu negocio? ¿Estás en meses fuertes o en meses bajos?

Después de esta charla vendrán otras, porque Juan y yo tenemos mucho de lo que hablar. Y mientras charlamos estaremos ayudando a resolver los problemas, porque un problema sólo se resuelve si 1) Reconoces que existe y 2) Te enfrentas a él con la mejor actitud.

Por cierto… tu quizás no te llamas Juan, pero seguro que te reconoces en él… También estoy esperando que contactes conmigo. ¿A qué estás esperando? Aquí tienes mi número, llámame o envíame un WhatsApp: 639 442 873.

Compártelo

USO DE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más información.

ACEPTAR